lunes, 17 de junio de 2013

SOBRE LA CONCIENCIA


Aprovecharé una opinión que di en una red social (Tendencia Vital) como plataforma para una nueva entrada en el blog.
 
Según mi punto de vista, cuando en algún escrito se nos dice que hemos de ser en todo momento conscientes de la realidad que nos envuelve (que yo entiendo quiere decir tanto la realidad externa “como la interna”), se refiere a que verdaderamente deberíamos de intentar ser lo mas “plenamente conscientes” posible, dado que puede parecer una tontería el, por ejemplo, estar caminando por una calle, pero ser conscientes de que pisamos el suelo pueda hacer que nuestra atención se centre en determinada dirección y descubra muchas cosas que de otro forma pasarían totalmente desapercibidas.
 
Pero… ¿Qué es la conciencia?
 
Si tuviese que dar una definición personal de la misma, diría que es aquella capacidad de que dispone el individuo para interactuar con la realidad que le envuelve por medio de los instrumentos de que dispone. ¿Cuáles serían esos instrumentos en el caso de un ser humano? Los cinco sentidos físicos que le permiten obtener “conciencia” de la “realidad externa” que le circunda. Según los tenga mas o menos desarrollados, “esa realidad” será mas exacta o lo será menos; mas real o mas ficticia, y su grado de conciencia irá paralela a su percepción de la realidad. La realidad siempre será la misma, pero la manera como cada individuo la interprete según su grado de conciencia dependerá del grado de desarrollo de sus herramientas de percepción, tanto externas como internas. A mas desarrollados tengamos esos instrumentos que interactúan con el exterior (o interior) mas podremos crear una composición mas exacta de “esa realidad” y por tanto “mas conscientes” seremos de la misma.
 

 
¿Cuáles son entonces las herramientas internas? Todos aquellos sentidos que no sean físicos, como por ejemplo: la intuición, la voz del corazón, el alma, el maestro interior, etc… (como mejor os guste denominarlo). La meditación también es otro instrumento que nos permite contactar con nuestra realidad interior, pero no me considero ni la persona mas adecuada ni este articulo el mas apropiado para hablar sobre la misma.
 
Estos sentidos “no físicos” nos permitirán contactar con “nuestra realidad interior” y del mismo modo que con los sentidos físicos, según los tengamos mas o menos desarrollados, nuestra realidad interna será mas o menos precisa.
 
Centrémonos de nuevo en el tema de la conciencia. Quizás me haga entender mejor con un ejemplo personal.
 
Para acceder a un paso de peatones que hay cerca de mi domicilio, existe de por medio unos parterres herbados. Si uno quiere acceder al paso de peatones debe de dar un rodeo o cruzar en línea recta por encima del césped. Con el tiempo y a medida que la gente ha ido pasando por encima del parterre en línea recta, ha ido quedando marcado un sendero sin hierba. Cuando tenía prisa solía utilizar el mismo sendero para llegar hasta el semáforo dado que ya no existía hierba, pero “mi conciencia” me hizo ver que si todo el mundo reaccionaba de igual manera y nadie evitaba pasar por encima del césped, no existiría en un futuro ni hierba ni parterre. Además cabría la posibilidad de que, por costumbre, en circunstancias parecidas actuase de igual modo aunque sí existiese césped. El hecho de “ser consciente de una realidad” me dio la opción a en un futuro evitar situaciones parecidas.
 
Como yo lo entiendo, la necesidad de ser “plenamente conscientes” va encaminada a crear unos “hábitos” que nos permitan actuar en un futuro de forma automática en determinadas circunstancias. En mi caso en concreto, puedo asegurar que desde hace tiempo, delante de cualquier situación en la que tenga que pisar a un ser vivo (si soy consciente de ello), “el reflejo” que surge en mi interior de hacer lo posible para evitarlo es instantáneo, y ya tengo incorporado en mi conciencia el evitar actuar de según que forma sin tener que pensar de si sí o si no, de razonar si debo hacerlo o no.
 
Cuando se habla de “expansión de conciencia” (a veces de forma equivocada) ¿a qué os pensáis que se está refiriendo? ¿Qué creéis que es una expansión de conciencia? Algunos imaginan que es un estado en el que en un momento dado, después de seguir determinadas disciplinas, se entra en una especie de éxtasis de felicidad, bondad y magnificencia, pero en realidad (a mi entender) no deja de ser lo que significan las mismas palabras: “expandir la conciencia”, es decir, ampliar nuestra capacidad como seres de experimentar una realidad mas completa. Intentar “sentir” la conciencia de aquello en lo que hayamos enfocado nuestra atención y añadiéndolo a nuestra propia conciencia, pasando entonces a ser una “conciencia mas amplia”.
 
Otro ejemplo.
 
Imaginemos que alguien pasea por un camino (por decir algo). Si medita (o reflexiona) sobre el contacto que ejercen sus pies sobre el suelo que pisa, quizás pudiese ocurrir (aunque no forzosamente, pero podría suceder) que se identificase con que es una pequeña parte de esa gran bola magnética que está pisando (La Tierra), y sintiese que tanto el mismo pertenece a La Tierra como ella a el. Si así fuese, podríamos imaginar que su conciencia podría llegar a formar parte de una conciencia mayor a la suya, la del planeta Tierra (El Logos Terrestre), expandiendo El su propia conciencia al tener conocimiento de la suya. Y El Sol (Logos Solar) tendría en su propia conciencia expandida, la adquisición de la conciencia de todo lo que conforma su Sistema Solar incluyendo evidentemente al individuo que paseaba.
 
Si somos “conscientes” e intentamos expandir nuestra propia conciencia a otros estados, quizás comprenderemos de que somos un conglomerado de pequeñas e infinitas vidas (células, átomos, etc) y, por tanto como ente mayor, “somos responsables de las mismas”. Ellas dependen de nosotros para sobrevivir (y nosotros de ellas). Si maltratamos nuestro cuerpo ofreciéndole alimentos, bebidas,  tóxicos y/o actitudes poco saludables, “somos responsables de su supervivencia”. Quizás “siendo conscientes” de su existencia evitaremos de incurrir en actitudes perjudiciales hacia las mismas y podremos (o no) decidir como debemos (o queremos) actuar.
 
Lo anterior es aplicable del mismo modo a los otros cuerpos de nuestro ser (los cuerpos sutiles, es decir, el astral y el mental), los cuales, por regla general, no somos conscientes de su existencia (pero el no ser conscientes no implica de que no puedan existir). Por tanto, seremos responsables de los malos pensamientos que ofrezcamos a nuestro cuerpo mental y a las vidas de las que está compuesto el mismo, así como de los malos deseos y emociones que ofrezcamos al cuerpo astral y sus respectivas pequeñas vidas que lo componen.
 
“Si somos conscientes” de algo podremos decidir si queremos o no actuar de determinada forma, pero para poder actuar primero hemos de ser conscientes de ello. En caso contrario, al no tener conciencia de “esa realidad” no tendremos oportunidad de decidir sobre la misma (en el supuesto de que podamos decidir).
 
A quien esté interesado en el tema de la conciencia recomiendo que eche un vistazo a este artículo cuando disponga de tiempo:
 
 
 
 
Le aclarará mucho mejor que yo alguna de las dudas que pudiesen surgir al respecto.


13 comentarios:

  1. Vicente Beltran en muchas de sus conferencias o en sus libros nos habla de la necesidad de vivir en Serena Expectación, pues ésta es la llave que nos puede abrir la consciencia a realidades ocultas todavía para quienes van por el mundo mirando sin ver.

    En algunas etapas de nuestra vida quizás hiendo por la calle, nos habremos cruzado con alguna persona que ni tan solo reconoceríamos si se diera el caso. Sin embargo un día sin saber porqué, nos miramos a la cara y a partir de entonces cada día nos saludamos, acabando por establecer una buena relación.

    ¿Porqué ocurre este cambio en nosotros?
    Simplemente porqué en nuestro interior algo ha cambiado. Le podemos llamar expansión de la consciencia tal como dices tú Dani, pues el descubrimiento de algo nuevo en nuestras vidas cotidianas, siempre es el efecto de una causa interna.
    En términos de energía, según cual sea el nivel de consciencia donde nos situamos, siempre estaremos conectados a vibraciones similares a las nuestras. Cuando se produce este cambio en nuestro interior y somos conscientes de algo nuevo, desconectamos de unas energías para conectarnos a otras de distinta vibración.
    En estos cambios generalmente se producen rupturas en nuestras relaciones y formas de vivir que ya no concuerdan con el nuevo estado de consciencia que hemos alcanzado.

    Gracias Dani por esta magnífica reflexión

    Un fuerte abrazo

    Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que estos pequeños cambios vayan incidiendo cada vez mas en la población en general y no solo en unos pocos.

      Gracias Marta por añadir un poco mas de luz a estos abstrusos temas.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  2. Por experiencia personal puedo decir que he aprendido a vivir conscientemente y no hay marcha atras el camino aprendido queda integrado en ti,ha habido un antes y un despues aunque si tengo que decir que me esta costando aceptar este cambio que se produce en tu entorno devido a la nueva vibracion pero hay que aceptarlo.La recompensa lo vale.

    una abraçada Dani

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Zanne por comentarnos tu experiencia personal y por tu presencia.

      Una abraçada

      Eliminar
    2. Gracias Zanne por comentarnos tu experiencia y por tu presencia.

      Una abraçada

      Eliminar
  3. Que texto interesante.
    Hay tanta confusión acerca de la conciencia, la subconciencia y la supraconciencia.
    Gracias por esclarecer nuestros conceptos.
    abrazos querido Dani

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adri por estar y participar.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. El texto promete visitaré el enlace ahora que tengo tiempo. Gracias

    ResponderEliminar
  5. Gracias Susana. Espero que el texto te sea útil.

    Namste

    ResponderEliminar
  6. Cuando he leído el texto se me ha presentado la idea de que también expandir la conciencia es un acto de elección. Si todo pasa por ello, por elegir. La dualidad quizás también está allí, así como las vibraciones. Si elegimos "conscientes de ello" ESTAMOS CRECIENDO. Es solo una idea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luciano por tu comentario y reflexión.

      Sea como sea el crecer es uno de los aspectos que hemos de desarrollar.

      Eliminar
  7. . COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar

Todos los comentarios serán leídos y moderados antes de su publicación

Debido a la constante recepción de correo spam que he ido recibiendo últimamente, me he visto obligado a activar la palabra de verificación. Lamento las molestias que esto os pueda ocasionar en la publicación de vuestros comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...