lunes, 3 de junio de 2013

QUIEN NO VEA A DIOS EN TODAS LAS COSAS, NO ENCONTRARÁ A DIOS (II)


 
 
Este hermoso vídeo ha sido extraído del usuario wittydud en YouTube. Su título Wings to Paradise (Alas hacia el Paraíso) quizás nos sugiera que no es necesario marchar muy lejos para poder disfrutar, al menos en parte, del mismo
 
Recomiendo observar las imágenes en pantalla completa (rectángulo inferior derecho del vídeo), a alta resolución y con sonido, para poder disfrutar aún mas de las mismas (Para poder cambiar la resolución, debéis situar el cursor encima de la rueda dentada del margen inferior derecho del vídeo y clickar. Se os mostrará una lista de resoluciones y deberéis elegir la superior de la lista "HD 720 píxels" o "HD 1080 píxels" si disponeís de una conexión a Internet rápida).


Entradas relacionadas:

QUIEN NO VEA A DIOS EN TODAS LAS COSAS, NO ENCONTRARÁ A DIOS


12 comentarios:

  1. Disfruté de éste bello video Dani.
    Realmente hermoso, para meditar en él y con él.
    La vida es un regalo que Dios nos hace, el modo en que la vivimos en nuestro regalo para EL.
    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus comentarios añaden mas belleza al vídeo, Adri. Siempre es un placer disponer de tu presencia en el blog.

      Un fuerte abrazo y muy buena semana

      Eliminar
  2. Magnifico querido amigo! muchas gracias :)Lo comparto.

    Un abrazen.

    Macos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marcos. Son unas bellas imágenes de unos bellos seres.

      La vida surge por doquier e intenta manifestarse en toda su potencialidad.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  3. Porque las cosas invisibles de él (su eterno poder y deidad), se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas.Y habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, profesando ser sabios se hicieron necios, y cambiaron la gloria de Dios incorruptible en semejanza de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y reptiles.”
    Pablo a los Romanos 1, 18-23

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias anonimo por aportarnos este fragmento muy ilustrativo sobre el tema en cuestión.

      Saludos

      Eliminar
  4. Muy hermoso vídeo Dani.

    Observando el vuelo de las aves y la ceremonia nupcial de algunas de ellas he pensado en lo bellas que deben ser las entidades que utilizan estos cuerpos. Sabiendo además que los indivíduos de todos los reinos estamos construídos y habitados por Devas.
    Ver la belleza que existe en todo lo creado, nos permite reconocer a Dios en nuestro interior.

    Gracias Dani por regalarnos estas preciosas imágenes y hacernos pensar.

    Un fuerte abrazo


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Observando el exterior quizás podamos descubrir el interior. Por mi parte cada vez me resulta mas fácil ver en la Naturaleza lo que me cuesta ver en el ser humano. La identificación con la misma es un primer paso para reconocer que todo lo externo forma parte de nuestro ser interno y viceversa.

      Algún dia llegaremos a ver a los maravillosos Devas animando a esas bellas criaturas (al menos la inmensa mayoría, ya que de buen seguro que ya hay quien tiene la facultad de verlos).

      Gracias Marta por tu apreciado comentario y agradecida presencia.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. El vuelo de las aves. Su Aprendizaje es nuestra Verdadera Enseñanza.

    Bello, Bello, Bello...


    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La belleza. Una forma de expresar, entender y llegar a la Divinidad.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. A veces sin quererlo sin intentarlo siquiera vemos en todo lo que nos rodea "El espíritu sagrado"... que está en Todo. Sin embargo al intentar guardar esa imagen, esa percepción en la retina se desvanece, ¿será porque el intelecto no puede razonar lo que la intuición percibe con el corazón de forma pura y directa?. Me gusta comparar a la respiración que hacemos de forma natural y nos nutre nos relaja pero si intentamos captar más y más aire del que cabe en nuestros pulmones podemos sentirnos agobiados y hasta la falta del mismo. Gran paradoja es el tener menos cuando intentamos poseer más. A Dios no se lo puede medir en ningún envase y sin embargo si se le percibe libre dentro y fuera de todos ellos, incluyéndonos.
    Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu reflexión creo que va en la dirección correcta, probablemente porque, quizás sin saberlo, ya estés experimentando destellos de la misma.

      Gracias Susana por aportar profundidad al tema.

      Un abrazo

      Eliminar

Todos los comentarios serán leídos y moderados antes de su publicación

Debido a la constante recepción de correo spam que he ido recibiendo últimamente, me he visto obligado a activar la palabra de verificación. Lamento las molestias que esto os pueda ocasionar en la publicación de vuestros comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...