miércoles, 20 de octubre de 2010

2012. ¿VA A CAMBIAR ALGO MAS ALLÁ DEL 21 DE DICIEMBRE?


No se si mas allá del 2012 van a cambiar las cosas o si van a seguir igual, pero desde mi punto de vista no creo que en cuestión de dos años se puedan producir cambios importantes y significativamente perceptibles para la mayor parte de los habitantes de este planeta (siempre refiriéndome a avances de tipo espiritual, no de tipo científico y material, los cuales si que evolucionan de una manera rápida, quizás demasiado rápida para nuestro actual estado evolutivo).

Nuestra vida física en comparación con la de la Tierra es demasiado corta para poder ser conscientes de cambios importantes (un segundo de la vida de la Tierra es poco significativo en comparación de toda su vida), por lo que es poco probable que seamos testigos de grandes cambios (siempre refiriéndome al punto de vista espiritual).


Los aspectos que puedan modificarse en nuestra concepción humana serán los mismos que los que nos hagamos propuesto como metas alcanzar, es decir, no creo que seamos mas sensibles si nunca lo hemos sido, ni nos lo hemos propuesto. No seremos mas bondadosos si no nos esforzamos por serlo en el día de hoy. No seremos mas conscientes de nuestra realidad si no somos capaces de ver algo mas allá de nuestra nariz. No alcanzaremos estados mas avanzados de conciencia si no nos proponemos alcanzarlos con una vida mas recta, con un cuidado del cuerpo físico mas correcto y, con un esfuerzo considerable por mantener nuestros cuerpos sutiles (astral y mental) bajo un férreo control por nuestra parte.

La Naturaleza no regala nada. La evolución implica esfuerzo, un muy considerable esfuerzo y muchas encarnaciones para poder ser merecedores de estados superiores de conciencia, los cuales, por otro lado, de nada nos pueden servir mientras estemos mas interesados en aspectos materiales que en los espirituales. En nosotros hay muchas asignaturas pendientes de aprobar antes de poder, ni tan solo, entender cualidades superiores. Siendo así, dudo que de aquí a dos años seamos diferentes a nivel de conciencia respecto lo que lo somos hoy (seremos lo que nos hayamos ganado el derecho a ser y, en consecuencia, conscientes al nivel que nos corresponda ser). Dicho de otro modo, no creo que una fuerza superior nos haga mas conscientes si no somos merecedores de ello.

En esta nueva etapa que se nos avecina hemos de intentar alcanzar las mismas metas que nos hayamos propuesto conseguir hoy. No por el hecho de acabar una etapa y comenzar otra vamos a ser mejores o peores si previamente no nos lo hemos propuesto. Nuestra aportaciones han de ser las mismas de hoy y no esperar al comienzo o finalización de un ciclo. Siempre han de ser positivas y, en la manera en que sea posible a cada uno, inegoístas. Hemos de intentar vivir en armonía con la naturaleza y con todos los seres que habitan en nuestro planeta. Hemos de dejar de pensar tanto en nosotros e intentar pensar mas en los demás, puesto que todos somos UNO y ayudando a los otros nos ayudamos a nosotros mismos. Me remito a una frase del fallecido Vicente Ferrer, personaje al cual siempre admiré y admiro: “Ninguna acción buena se pierde en este mundo, en algún lugar quedará para siempre.”

En resumen, a mi entender el 22 de diciembre de 2012 es esperado e interpretado de diversas formas, pero cualquier cambio que pueda suceder en adelante será motivado por nuestras acciones y nuestro deseo sincero de querer cambiar las cosas, no por el hecho de llegar a un fecha en concreto o finalización de un periodo.

Mientras permitamos que haya miles de personas que cada día mueran de hambre; permitamos que unos pocos abusen de unos muchos; permitamos el sacrificio y sufrimiento de animales para nuestra diversión, capricho o tradición; permitamos destruir grandes zonas naturales para intereses particulares, algunas de las cuales han necesitado miles de años para poder crearse, etc.; nuestro estado de conciencia y de evolución será el mismo en el 2.012 que en el 102.012.

No creo que teorías catastrofistas arreglen demasiado la situación del planeta (a nivel humano al menos), a lo sumo, añadirán mas ansiedad y miedo, lo cual repercutirá en mas vibraciones negativas que empeorarán aún mas la situación actual.

Con grandes catástrofes no se cambia la mentalidad humana. Como mucho se procederá a una temporal limpieza, como el que siega un prado herbado en el cual con el tiempo, la mala hierba vuelve a crecer.

Para poder cambiar la actitud humana, hemos de cambiar primero nuestra mentalidad, purificándola y limpiándola, elevando así nuestra conciencia y abriendo así la puerta a una energía mas elevada y pura, la cual nos permitirá poco a poco progresar y mejorar como seres.

Desde mi punto de vista, no es menester que para dar un paso mas en el progreso evolutivo del conjunto de la humanidad sea necesaria la destrucción.

Hay otras maneras de interpretar los cambios “cíclicos” que pueden suceder en un futuro. Os remito a un par de entradas de blog:

LA GRAN INVOCACIÓN

y

MENSAJE A LA HUMANIDAD 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios serán leídos y moderados antes de su publicación

Debido a la constante recepción de correo spam que he ido recibiendo últimamente, me he visto obligado a activar la palabra de verificación. Lamento las molestias que esto os pueda ocasionar en la publicación de vuestros comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...