miércoles, 4 de enero de 2012

ALIMENTACIÓN VEGETARIANA VERSUS CARNÍVORA (VIII)



El texto de este artículo proviene de la respuesta dada en un foro de la red social (Tendencia Vital). Es mi opinión personal sobre algunos de los aspectos que los no vegetarianos aducen a favor de la alimentación carnívora.

- - - - -

No me considero experto en el tema del vegetarianismo. De hecho hace solo unos años que soy vegetariano, ovo-lacto-vegetariano para ser mas preciso.

Aconsejar es difícil puesto que implica asumir una responsabilidad en el saber dar correctamente consejo (y mas en según que temas), pero intentaré de la mejor manera que se me ocurra orientar  sobre el tema, siempre desde mi punto de vista, el cual, como repito a menudo en mis opiniones respecto a lo que publico, no tiene porque ser ni lo correcto ni lo mejor.

Cuando uno se desmarca de la forma de actuar de lo que la mayor parte de la sociedad considera “correcto”, siempre es criticado. No podemos hacer nada contra esa circunstancia. Es propio de la naturaleza humana y de la ignorancia que conlleva la crítica a algo o a alguien sin saber por experiencia propia el porque se actúa de determinada manera. Nadar contracorriente cansa. Es mucho más cómodo dejarse llevar por la misma y no esforzarse, pero eso implica que algo o alguien conducen el destino de cada uno sin posibilidad de aprendizaje por cuenta propia. Ansiamos la libertad, pero rechazamos la responsabilidad que conlleva esa libertad. Es mas fácil no tomar decisiones y dejar que “sean los otros” las que las tomen, eso sí…, si se equivocan, ¡criticaremos su actitud! Deseamos ser “adultos” a nivel de derechos, pero “niños” a nivel de responsabilidades.

Sobre las discusiones que pueden surgir al defender una alimentación vegetariana, además de todo lo comentado hasta ahora en este foro, creo que habría que tener en cuenta algunas consideraciones.

En primer lugar nos encontramos con el grado de sensibilidad de cada uno. La conciencia en cada persona está desarrollada hasta un determinado nivel. Para mi, desde mi punto de vista y razonamiento, me es totalmente inconcebible entender como una persona es capaz de infringir dolor (voluntariamente) a un ser vivo sabiendo que sufre. Me horroriza solo el pensarlo. Pero esta circunstancia no afecta del mismo modo a otras personas. ¿Son peores esas personas que yo por no sentir el mismo rechazo que yo siento? Evidentemente que no. Se encuentran sencillamente en un nivel de conciencia diferente al que me encuentro yo (y digo diferente, no inferior), sin querer decir con ello que yo sea mejor que ellas, sino mas bien que mi sensibilidad al respecto está mas acentuada en mi que en ellas. ¿Al ser ellas mayoría significa que han de tener probablemente más razón en sus argumentos que los que yo defiendo? Evidentemente también no. Que una inmensa mayoría de personas crean en una cosa falsa o errónea, no la convierte automáticamente en verdad. De la misma manera que si una cosa siempre se ha llevado realizando desde la antigüedad, por tradición, costumbre, ignorancia (en el sentido literal de la palabra, o sea, por desconocimiento, no peyorativamente hablando) o “…¡por que siempre se ha hecho así!...”, no implica entiendo yo, que si alguien en algún momento de su vida cree que lo que hace no es correcto (aunque durante toda la vida lo haya estado realizando), rectifique en su manera de actuar aunque los demás no lo hagan, sea por que “no se den cuenta” o sencillamente porque no desean hacerlo (motivos al margen). Hace siglos se quemaba a la gente en la hoguera y se consideraba que era lo correcto; antiguas culturas ofrecían sacrificios humanos a sus divinidades y se consideraba lo apropiado; la esclavitud fue abolida no hace demasiado y durante muchos siglos fue lo mas normal del mundo... Podría mencionar multitud de ejemplos sobre “tradiciones y/o costumbres de la antigüedad”, las cuales (afortunadamente) en la sociedad actual han dejado de tener vigencia, todo y habiéndose realizado durante miles de años algunas de ellas.

¿Y qué ocurre cuando una determinada religión, creencia o doctrina opina de manera diferente respecto a lo que nosotros creemos? Pues desde mí humilde opinión pienso que, con todo el respeto que se merece dicha creencia, no forzosamente se ha de seguir la misma al pie de la letra, o al menos la parte que no coincida con nuestras convicciones, ya que podría no ser del todo acertada. Soy de la modesta opinión de que hay que escuchar mas a menudo a nuestro corazón, siempre y cuando estemos convencidos de lo que nos dice. ¿Quiero decir con esto que no hay que hacer caso a lo que dicen las religiones? No. Quiero decir que nadie es perfecto (a nivel humano al menos), y que creo que la opción de no seguir al pie de la letra determinados aspectos que no cuadran con nuestros ideales, quizás no sea tan perjudicial como a primera vista pudiese parecer. Todo evoluciona, todo, y las religiones no escapan a ese principio. Siglos atrás algunas religiones consideraban que la Tierra era el centro del Universo y que el Sol giraba a su alrededor. En la actualidad esa teoría ha sido descartada y esas religiones continúan existiendo. ¿A dónde quiero llegar con esto? Pues a hacer ver que lo que antes se creía sobre determinado aspecto puede ser modificado por muy sagrado que antes se considerase, sin tener por ello que perder la fe en esa religión. ¿Qué sucedería con estas religiones si en un futuro se considerase que alimentarse de animales no es lo correcto (de hecho hay religiones y/o filosofías que así lo defienden)? Pues que se volverían a cambiar determinados planteamientos y desde ese momento sus seguidores actuarían (o no) de manera diferente a como actúan en la actualidad.

Sí, claro… todo esto está muy bien… pero los animales se comen los unos a los otros y así lo ha establecido la Naturaleza… ¿por qué no podemos imitar a la Naturaleza? ¿es qué la Naturaleza actúa incorrectamente?

La Naturaleza actúa de manera mucho mas sabia de lo que por regla general actuamos los seres humanos, pero ella, como todo, está evolucionando, se perfecciona. Todas las criaturas que habitan en ella (junto a ella misma) están evolucionando, por lo que no forzosamente nos hemos de fijar en los aspectos menos brillantes de la Naturaleza. Hay muchísimos aspectos a imitar de ella que no hacemos. ¡Fijémonos en los mismos y no en los otros! Además, ¿no existen también animales vegetarianos? ¿o es que el modelo de perfección-evolución ha de ser planteado exclusivamente desde la perspectiva del animal carnívoro? ¿No podría ser que los animales vegetarianos estuviesen mas adelantados que los carnívoros a nivel evolutivo?

Por otro lado, es cierto que muchas veces no queremos plantearnos según que temas seriamente, ya que si lo hiciéramos probablemente nos encontraríamos presionados por nuestra conciencia, la cual, aparte del tema de la alimentación sacaría a relucir otros aspectos de los cuales tampoco deseamos pensar, como por ejemplo la pobreza, la solidaridad, la ayuda, el altruismo, etc. El ser humano se encuentra permanentemente enzarzado en una disputa entre su alma y su personalidad. La una lucha por elevarlo a estados superiores de conciencia, mientras la otra tiende a subyugarlo a sus deseos y placeres mundanos. En la mayor parte de nosotros este duelo suele decidirse a favor de la personalidad, la cual tiene un fuerte dominio sobre nosotros, aunque muy de vez en cuando el alma logra hacer oír su voz.

Los vegetarianos creo que debemos defender nuestra postura con valentía pero sin intentar imponer la misma. Soy de la opinión de que no es conveniente intentar convencer a nadie, pero si de hacer entender a los demás del porqué de nuestra decisión. Si se entiende, puede que alguien la acepte y siga nuestros pasos. ¿De qué manera hemos de defender nuestra posición? Creo que la mejor manera es la que nos dicte nuestro corazón. Cada persona es un mundo y tiene su particular manera de expresarse y de actuar. Lo que para uno sea acertado para otro no lo será. En mi caso, por ejemplo, suelen ser los otros comensales los que suelen iniciar la conversación al observar que se me sirven platos diferentes a los suyos si contienen carne o pescado. Preguntan el porqué soy vegetariano y contesto que porque me gustan los animales y me sabe mal que sufran. A partir de este momento, según sean sus reacciones (si las hay), serán mis respuestas, pero siempre respetando sus posturas e intentando no hacerlos sentir incómodos. Solo en el supuesto de que se burlen o no muestren respeto con mi decisión de ser vegetariano, suelo contestar con argumentos mas contundentes e incisivos. Por ejemplo, si se que alguna de ellas tiene mascotas, les pregunto si se las comerían. Cuando evidentemente contestan que no porque “nadie se come a perros o a gatos”, les replico que eso es falso y es una simple cuestión cultural, ya que en algunas zonas del planeta sí se comen a perros y a gatos y no se escandalizan por ello, pero en cambio se horrorizan cuando saben de culturas que devoran a conejitos, terneros o cerditos, puesto que los consideran mascotas también. Es una manera efectiva de hacer ver que las tradiciones y costumbres varían dependiendo de la zona del planeta en la que uno se encuentra, y lo que para unos es correcto como comerse según que animales, para otros es un escándalo. Aun así intento no levantar polémica sobre el tema, ya que quien es sensible a determinados aspectos no suele importunar con sus preguntas, y para quien no lo es, quizás no valga la pena iniciar una discusión estéril que implicará una pérdida de energía por ambas partes y a nadie beneficiará.

Hay personas que dicen que en algunos textos sagrados no se dice que el comer carne sea negativo para el espíritu. Sobre este aspecto me gustaría hacer una reflexión al respecto.

Podría ser que dado que somos omnívoros (o lo fuímos anteriormente al menos) el consumo de carne no sea negativo para el espiritu (de hecho sería para el alma, mas que para el espíritu), pero esa misma afirmación no quiere decir tampoco que sea positivo para el mismo. A lo sumo lo podríamos considerar como neutro. Me explico. Al no ser ni bueno ni malo (es un proceso biológico), no hay una acción por parte nuestra que nos haga trascender este aspecto como seres humanos. Si no hay trascendencia hay estancamiento, es decir, no hay manera (entiendo yo) de adquirir estados de conciencia mas elevados, que es uno de los objetivos que todos tarde o temprano tendríamos que alcanzar. En otras palabras, podría ser que si se consumen alimentos de origen animal, uno no se perjudique (espiritualmente hablando), pero al no beneficiarse tampoco, no se produce un avance sino un estancamiento en nuestro proceso evolutivo. Siendo así, a la larga ha de considerarse este aspecto como negativo ya que impide nuestro progreso espiritual, que no deja de ser el principal motivo de nuestra existencia en este planeta.

Por último indicar lo que se ha mencionado multitud de veces hasta la saciedad. Cualquier decisión que se tome ha de ser meditada y con asesoramiento de especialistas en nutrición para evitar males mayores. Creo que quizás no todo el mundo esté preparado para llevar una alimentación estrictamente vegetariana, pero siempre se puede reducir el consumo de carne sin peligrar por ello la salud.

No se trata de ser perfectos en un día... sino de un día llegar a ser perfectos.

Es una opinión personal y como tal puede contener errores o no ser correcta, pero la misma ha sido ofrecida con buena voluntad y esperanza de poder ser útil.

Por último, recuerdo que si alguien que leyese este post en algún momento hubiese pensando en pasarse a una alimentación de origen no animal, sí que le recomendaría que lo hiciese de una manera gradual, estando bien informado de todo lo relacionado al respecto y asesorado por buenos profesionales, ya que de lo contrario podría estar en juego su salud. No es difícil mantener una dieta vegetariana, pero implica mayor atención en la elección de los nutrientes al efecto de mantener la salud en perfecto estado.

- - - - -

Artículos relacionados:

6 comentarios:

  1. Dani, gracias por ser y estar, por aportar luz y sabiduría, pero por sobre todas las cosas por el pensamiento, sentimiento y acción que nacen y son guiados por tu ALMA.

    Mis mejores deseos para éste flamante 2012.

    Seguimos en el camino.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu visita y tus muy amables palabras, Adri.

    Intento dentro de mis limitadas posibilidades, transmitir lo que creo puede ser útil a otros, o al menos lo ha sido para mi. El saber que mis humildes contribuciones pueden ayudar, es un buen motivo que da sentido a la propia existencia.

    Que este año 2012 sea tan luminoso como el Sol que luce tras tu silueta en tu avatar, y que el mismo te permita desarrollar e iluiminar (aún mas) ese gran ser que mora en tu corazón.

    Mis mas profundo respeto y aprecio hacia tu persona.

    Namaste

    ResponderEliminar
  3. Daniel, bendita "casualidad" la que nos ha permitido conocernos!!

    hace ya bastante tiempo he comprendido que todo se trata de niveles (he dicho y has dicho: niveles) de conciencia, hiere muy hondo el dolor que se causa a los animales cuando sabemos que ya no hace ninguna falta comer a nuestros hermanos, sin embargo, aún esto no es visible ni comprensible por todos, nos falta un larguísimo camino por recorrer en este sendero evolutivo.

    coincido contigo en que no se puede convencer a nadie ni obligar, esto debe provenir de una íntima convicción, de una profunda certeza interior. sin embargo, una actitud calma y bien definida al respecto, moviliza corazones y los conduce a replantearse algunas cosas, quien come carne ya se planteará poco a poco, si vale la pena tanto dolor para llevarse ese bocado a la boca.

    gracias por formar parte de este universo más amoroso!!

    un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu mensaje y visita a este blog, Patricia.

    Tus palabras demuestran tu grado de sensibilidad hacia el tema. La evolución en los seres humanos puede ser lenta e imperceptible, pero con el tiempo y buena voluntad todo se consigue.

    Namaste

    ResponderEliminar
  5. Me alegra haberte conocido Dani pues
    comparto contigo tu inclinació hacia el esoterismo, las enseñanzas de Alice Bailey i muy especialmente, el interés hacia las enseñanzas Vicente Beltran, el cual fué instructor del grupo al cual yo pertenecia.
    También comparto contigo tu amor por la naturaleza y el respeto que sientes hacia los animales y la forma de pensar de los demás seres humanos.
    Todos los seres humanos nos orientamos hacia una misma meta, aunque no todos seamos conscientes de ello. La diferencia tal como dices tu únicamente está en la etapa alcanzada en el camino
    Gracias por visitar el bloc de la Teosofia de la cual soy miembro activo.
    Seguiré visitándote y también a algunos de tus seguidores, pues creo que estamos unidos por los mismos valores espirituales.
    Un abrazo.
    Marta

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por tu presencia en este blog Marta.

    La "Causalidad" va tejiendo los tapices de un futuro mas luminoso para el ser humano y seres que habitan este planeta. Cada uno a su manera trabajamos por la consecución de un mundo mejor.

    Gracias de nuevo por tu visita

    ResponderEliminar

Todos los comentarios serán leídos y moderados antes de su publicación

Debido a la constante recepción de correo spam que he ido recibiendo últimamente, me he visto obligado a activar la palabra de verificación. Lamento las molestias que esto os pueda ocasionar en la publicación de vuestros comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...